Actividades

Centenario de la muerte de Gloria Fuertes

 

gloria5

 

   Conmemoramos este año el centenario del nacimiento de Gloria Fuertes, poeta comprometida, original,
desconocida, vibrante. Conoció bien —y sufrió— los azotes de la guerra, y se erigió en adalid de los
necesitados (fueran niños, hombres, tierra).

   En su poesía hallaremos a los desamparados, a los enamorados, a jóvenes y viejos, a hombres y a mujeres, la
tierra, el cielo, el Bien y el Mal. Todo cabe en su manera de mirar y de escuchar cuanto acontece. Posee Gloria
Fuertes dos voces: su voz adulta y su eterna voz de niña.

   Os invitamos a deteneros en los veintisiete poemas que hemos seleccionado y que atienden a distintas

temáticas: la Tierra, el Hombre, los niños, la guerra, la soledad ("... y estoy más sola que yo misma", diría
entre los versos de su "Autobiografía"), el amor, la necesidad de grito, el silencio impuesto...

   Encontraréis en los pasillos del centro, en tres puntos (en la escalera que sube de 2A al pasillo de
Bachillerato, junto al Aula específica de la planta baja y en nuestra Estación Poesía), un total de nueve
murales conmemorativos en los que los alumnos de 1A, junto con el Aula Específica al completo, han
ilustrado por grupos e interpretado críticamente los poemas escogidos.

   Disfrutad de los versos y del ideario de Gloria Fuertes, así como de los comentarios que de su poesía
nos ofrecen nuestros alumnos.

 

¡Qué barullo en la herida...!
¡Qué suerte si esto que siento fuera sed
y se me quitara bebiendo un vaso de agua!
Es entonces cuando llueve tristeza
para ahogar en mi boca
la palabra imposible.
Intento gritar
y sólo consigo un cobarde silencio.
Una tarde al llegar a casa
me encontré con la sorpresa de quererte:
fue una bomba en mis manos.
Y yo, por si te hiere,
esperando a que explote estando sola,
aunque me parta el pecho la locura.


(Gloria Fuertes, "¡Qué barullo en la herida...!", Poeta de guardia,
1968, Pecábamos como ángeles, 1997 )